SOBRE MI (About Me)

Mi foto
Sevilla, Spain
Mi deseo es hacerte feliz, ser feliz y llegar a conocerme. I would like to make you happy, to be happy myself and to get to know my inner self

lunes, 18 de mayo de 2009

¡AY 19 DE MAYO!



De nuevo 19 de Mayo, aun sin querer me he tenido que acostumbrar a que esta fecha sea diferente a otras. Hace ya dos años y todavía en algunas ocasiones cuando telefoneo a casa, creo que voy a escuchar tú voz diciéndome: “Hola chico ¿como estás?”, pero no, eso no es posible, ya no estás. ¡Ay 19 de Mayo!.
Papá o Antonio, como de manera cariñosa solíamos llamarte, ¿sabes?, aunque echo mucho de menos el escuchar tu voz, el hablar contigo, hoy por hoy creo que ahora nos comunicamos mejor que nunca, que existe algo así como un dialogo interior entre nosotros, que me lleva a entender mejor tus amorosos consejos, tu precaución hacia lo venidero, tus esperanzas de futuro... Ahora estás aun más dentro de mí, en lo más hondo.
En el desarrollo de mi vida diaria, me gusta compararme contigo, para intentar crecer como persona y aunque me veo lejos de llegar a tu altura, lucho día a día para ser más justo y coherente conmigo, para de esta manera llegar a serlo mucho más con los demás.
Cuando a través de de mi memoria, en mi más lejana infancia te analizo como hijo, recuerdo a un Antoñíto, como tu madre te llamaba de forma cariñosa, al que todo le parecía poco para ella, que se desvivía por darle amor y confort. Eras amable, cariñoso, bondadoso... y cuando hablabas de tu padre, que aunque había muerto treinta años antes, se te sentía vibrar. Para mí, sin duda alguna, eras un buen hijo. Primera faceta en la que me gusta imitarte.
Como compañero de mamá, pues era así como tú denominabas vuestra relación, eras equilibrado y leal, lo que nos hacíais llegar era bonito y simple. No pretendías ser el amo de la casa, el hombre de la casa, el “aquí se hace lo que yo diga”. En aquellos años, cuando escuchaba hablar a mis compañeros de colegio, la historia de sus casas no coincidían con la de la mía propia, tú compartías opinión y cargo con mamá, en una palabra, tú no la anulabas como persona, cosa atípica en aquellos años. Hoy día me pregunto que de donde habrías aprendido el talante democrático, pues lo que en España sucedía en aquellos años, dictaba mucho de serlo. Segunda faceta para seguirte.
Inevitablemente, el siguiente escalón sería verte como padre. No son pocos los recuerdos que guardo de ti, los mil y un momentos atesorados en el fondo de mi ser. Lo resumiría todo diciendo que por encima de tus creencias, me apoyaste y ayudaste a tener las mías propias aunque ambas fueran antagonistas. Para ti, fue siempre más importante el fomentar la LIBERTAD individual y nuestros principios. ¡Gracias padre!. Otra faceta para intentarlo.
Como abuelo, dejaremos que sean mis sobrinos y sobrinas o mi hijo los que opinen, yo aun me veo muy lejos de llegar a serlo, todavía soy muy joven.
Llega ahora el momento de hablar de “la persona”, talvez donde todo se resume, quizás la faceta que más me interesa de ti. Como persona te he admirado toda mi vida, destaco como supiste hacer felices a los demás. Con que intensidad recuerdo esos domingos que íbamos, juntos con vuestros amigos, a visitar el manicomio. Pasábamos todo el día desarrollando actividades junto a los que allí se encontraban ingresados, compartiendo juegos... haciéndoles algunas horas más llevaderas. Otros domingos visitábamos asilos. Que momentos llegué a vivir en aquellas tardes de domingo, que felicidad desprendían sus semblantes. Cuanto amor necesitaban.
Para hablarte hoy, he elegido mirar en esta fotografía, porque creo que ahí se encierra la esencia de tu ser, siempre intentando hacer felices a los demás. Allí donde íbamos, siempre tratabas de buscar la sonrisa de quien tú presentías estaba necesitado de alegrías, en el manicomio, en los asilos, hospitales... automáticamente te pintabas un bigote, unos coloretes, te hacías una raya en medio de tu pelo, o te remangabas los perniles del pantalón y empezabas tu función, sin ensayar, sin aviso y derrochando un arte, que no se donde aprendiste. En esta ocasión, como cada verano, junto a tu amigo Antonio de la Rosa “haciendo el indio” y Antonio Pérez Mantero, a quien le gustaba mantenerse detrás, como a la sombra, quitándose merito de su trabajo, pero del que bajo mi opinión, su aportación era necesaria e imprescindible. En esta foto, te veo como esa persona, que por encima de cualquier adversidad supo reírse de la vida, de si mismo. ¿De que material estabais echos?, ¿de donde aprendisteis?. Allí donde ahora os encontréis los tres, se que estaréis haciendo vuestra mejor función, la obra perfecta, haciendo felices a los demás, ayudando a otros a superarse a sí mismo. Gracias. ¡Ay 19 de Mayo!.

10 comentarios:

luna45 dijo...

HOLA QUERIDO SELU

CORAZON LO CIENTO EN LO QUE PARA UNOS EL 19 DE MAYO ES SIMBOLO DE TRISTEZA

PARA OTROS COMO YO ES SIMBOLO DE ALEGRIA YA QUE MI HERMANO CUMPLE 28AÑOTES
ES UNO DE LOS MAS CHICOS Y POR ESO ME DA DEMACIADO GUSTO ESTE DIA

PERO POR DESGRACIAS PARA TI ESTE DIA ESTA MARCADO HACI NOS PASA CON DIFERENTES FECHAS
PERO HAY QUE HACERLAS LLEVADERAS

TE DEJO UN GRANDISIMO ABRAZO Y ECHALE GANAS YA QUE DESDE DONDE EL ESTE TE ESTARA VIENDO

BESITOS CIELO

PALAN dijo...

Hola Selu tengo tantas cosa que decir pero en estos momento no puedo es un dia muy especial para nosotro, asi que lo dejare para otra ocasion. Me gusta mucho todo lo que escribes un beso enorme de tu hermano Antonio.

Fernando dijo...

Hola Selu, en primer lugar recibe un fuerte abrazo.
Quiero que sepas que el 19 de Mayo no tiene que ser un día triste para ti, piensa que desde ese día tienes un ángel en el cielo que te cuida y te protege. Y por lo que dices sigue de alguna manera siendo tu guía.
Se lo que te digo amigo, yo perdí un hijo que tenia 18 años, va ha hacer ahora 5 años. Pero gané un ángel.
Lo dicho, un fuerte abrazo.

Ignacio Nieto dijo...

Hola venía para el trabajo pensando que seguro que habrías colgado un post recordando a Papa. Yo también espero encontrarlo en casa cada vez que voy, para mi no se ha ido, su presencia es constante.
Un beso.

Selu dijo...

Gracias...

tecla dijo...

Selu de mi vida, a juzgar por lo que leo en los comentarios resulta que hoy no es.
Estoy estremecida por lo que se desprende de las lecturas de los comentarios.
Para compensarlo te llevaré un día a Sierra Mágina.
Un abrazo.

Julia dijo...

Selu!!! yo también hace dos años perdí a mi viejo,y que doloroso es, y como los necesitamos a pesar de ser grandes. No se fue para esta fecha, pero como lo extraño, a veces cuando veo algún viejito como de su edad, se me caen las lagrimas.
Te envió un abrazo

regla dijo...

Hola querido hermano, acabo de llegar, y lo primero que he hecho es ver tu escrito, ´como te he dicho tantas veces me encanta todo lo que escribes y mucho más cuando se refiere a nuestro querido Antonio.
Siempre estara velando por nosotros y cuidandonos.
Un beso

Sara dijo...

Q recuerdo tan bonito... allá arriba, estará encantado.

LOLI dijo...

Que gran hombre!!!Me alegra que tengas (porque siempre lo tendras)este gran padre,gran persona de la que has aprendido mucho por eso estoy convencida que tu eres una gran persona aunque nos acabemos de conocer.
Muchas gracias por haber venido a mi blog ,POR TUS PALABRAS y así haberme dado la oportunidad de conocerte y de conocer a tu padre.
Sabes? yo nací en Sevilla,vivi ahi 6 años y cuando mi padre enfermó volvimos y estuvimos tres años.
Te sigo yo tambien y espero que seamos muy buenos amigos y aprender mucho de ti.
UN GRAN BESAZO